En esta categoría se incluyen las experiencias de aprendizaje que se desarrollan fuera del horario lectivo y de forma no dependiente del sistema formal, aunque sean actividades que se desarrollen en las instalaciones escolares o se dediquen al refuerzo de competencias STEM (por ejemplo, en colectivos más vulnerables).

Es destacable el número y la diversidad de la oferta, que abarca desde talleres realizados en diversos escenarios, hasta formación de clubes STEM. También es de subrayar en algunos casos cómo actividades extraescolares que se han desarrollado en ámbitos no formales están marcando tendencia o son muy bien valoradas como complementos en las escuelas.

Cabe mencionar las iniciativas emprendedoras que están ofertando sus servicios y propuestas tanto a escuelas, como a museos o espacios de promoción cultural.

Potencial:

  • Permite introducir y experimentar nuevas metodologías de aprendizaje y enseñanza STEM al tener menos requerimientos que la educación formal.
  • Proporciona una experiencia motivadora y sin presión académica, de acercamiento a la ciencia, tanto para los niños y jóvenes, como para los educadores (docentes y progenitores).
  • Son aplicables a diferentes escenarios: centros escolares y extraescolares, museos, clubes…
  • Aportan también un valor de divulgación y concienciación sobre la importancia del conocimiento STEM.